Posted on Feb 19, 2009 in Blog

bebidas_aguila_19721

En una sociedad de consumo madura como la española, en la que la mayoría de las necesidades se sitúan en la cúspide de la pirámide de Maslow, hace muchos años que somos bombardeados con mensajes publicitarios que nos empujan a ser “consumidores inteligentes”. Desde el rudimentario “Busque, compare y…” de Colón hasta el actual “Yo no soy tonto” de Media Markt. Lo han conseguido, lo que pasa ahora es que quizás las marcas no anticiparon las consecuencias de lo que ellas mismas iniciaron.

Somos consumidores inteligentes y resabiados, que no nos creemos la publicidad y que desconfiamos de los mensajes de las marcas. De hecho, recientemente la Wharton ha publicado un estudio que demuestra que ni siquiera respondemos a las estrategias en retail para la compra impulsiva. Sin embargo, las marcas nunca han sido tan importantes en nuestra sociedad como hasta ahora. Hasta hay marcas de la distribución que tienen entidad propia. Somos lo que Victor Gil y Felipe Romero denominan crossumers. Consumidores que no desean ser tratados por tontos y que tienen acceso a muchos lugares en los que pedir ayuda a otros consumidores para solventar sus dudas, consumidores que van un paso por delante de las marcas. ¿No es cierto? Bueno, eso es lo que pensaban los fabricantes de candados Kryptonite antes de que un video de 40 segundos en youtube les hiciera perder 10 millones de dolares.

Wikipedia, youtube, www.quesabesde.com, ciao, bloggerbuzz… hay infinidad de sitios en los que poder compartir o solicitar información sobre productos, servicios y marcas. Siempre habrá otra persona que lo habrá probado antes que tu y que te dará su opinión. Y las marcas no pueden controlar que su imagen de marca pueda cambiar creando gaps con respecto a su identidad. Es la dimensión del storytelling, en la que el consumidor es un interlocutor que puede cambiar el guión de la historia. Lo que si que deben hacer las marcas es adaptarse a esta nueva ola iniciando una etapa de comunicación (conversación) con los consumidores en la que primen el respeto y la transparencia. De lo contrario (sea cual sea el bien de consumo que tengan en el mercado) su futuro, sobre todo en éste crítico momento, está amenazado. Ahora, tu eliges.

(imagen de retroanuncios)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


*

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>