Publicado el jun 28, 2012 en Blog

En la última década el retoque fotográfico digital ha experimentado un avance espectacular. En las películas ya no se convocan a miles de extras el mismo día a la misma hora y en el mismo lugar para rodar una secuencia de planos generales que en el montaje final no supera los cinco minutos.

La creación digital de personajes, paisajes o efectos especiales está a la orden del día y actualmente es inconcebible contratar a actores para que hagan “relleno” entre un tumulto de personas. Es infinitamente más cómodo y barato generarlos por ordenador. Encontramos un ejemplo clarísimo sin ir demasiado lejos: la película “El planeta de los simios”. En la versión de 1968, dirigida por Franklin J. Schaffner, los personajes que aparecían en cualquier escena eran actores de carne y hueso disfrazados; en la versión posterior de 2001, dirigida por Tim Burton, los batallones de primates fueron generados digitalmente por ordenador.

Pero hoy no queremos hablar de grandes superproducciones de cine con presupuestos desorbitados, sino de talento. Para manejar el PhotoShop no es necesario invertir demasiado dinero (es suficiente con desembolsar la cantidad equivalente al precio del programa y, a partir de aquí, todos podemos ser autodidactas).

Si se tiene talento, imaginación y constancia se puede llegar tan lejos como Alexander Koshelkov, que está considerado como uno de los “maestros” del PhotoShop actuales. Quizás no habéis oído hablar de él, pero hace auténticas virguerías con las herramientas digitales de retoque fotográfico con un virtuosismo que ya quisiéramos muchos. A continuación os dejamos una de sus creaciones. El vídeo resume en poco más de cinco minutos las cuatro horas que pasó delante del programa para obtener el resultado que veis.

Probablemente más de uno piense que “no es para tanto”; que ese resultado lo podría haber conseguido cualquiera. Pero deja de ser algo “asequible” cuando entramos a considerar que él lo ha hecho con una rapidez extrema. Eso implica, sin duda, una gran determinación y una lucidez mental propia de un genio.

Como no, os animamos a que compartáis con nosotros algunos de vuestros trabajos de retoque fotográfico, si así lo deseáis. Si preferís dar a conocer trabajos de otros profesionales, estaremos igualmente contentos de poder aprender de ellos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>