Publicado el jul 11, 2013 en Blog

Dentro de las muchas utilidades de las redes sociales, una que a menudo no se tiene en consideración, pero que es muy valiosa es la posibilidad que dan a las empresas de aprender y mejorar.

Una red social es una comunidad de personas. Cada una de ellas, mediante su participación, aporta una opinión y perspectiva diferente. Es muy importante que la empresa, desde detrás de la pantalla, escuche y tenga en cuenta estos puntos de vista de los seguidores, ya que gracias a ellos puede extraer ideas significativas para ofrecer un mejor servicio, producto, o incluso publicidad.

Esto último es lo que le ha pasado a Orange. La compañía telefónica ha desarrollado una campaña publicitaria en los opis de las calles de Málaga. En un inicio, para abreviar el nombre de la ciudad, utilizaron las letras “MAL”, que daban una connotación negativa. Viendo esto, la agencia de publicidad El Circo recomendó a Orange, a través de las redes sociales, que hiciera un cambio, ya que el mensaje que transmitía iba en contra de sus intereses. Orange aceptó la crítica. Pasados 3 días, los carteles publicitarios estaban modificados con las letras “MLG”.

Un caso, pues, que muestra que las comunidades sociales virtuales pueden servir a las empresas para mejorar y corregir pequeños errores que habían pasado desapercibidos.

Imagen destacada: Blog Comunicación y otras chicas del montón

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>