Publicado el jun 27, 2013 en Blog

Estamos más que habituados a Internet. La mayoría de nosotros lo utilizamos para trabajar, informarnos, aprender o comunicarnos con los demás. Pero para muchas personas, y aunque sea difícil de creer, ésta es una herramienta totalmente desconocida.

Dos tercios de la población mundial siguen sin tener acceso a Internet. Para poner fin a esta situación, Google ha puesto en marcha el Proyecto Loon, una red de globos que viaja sobre el límite del espacio exterior con tres claros objetivos:

  • Conectar a las personas que habitan zonas remotas o rurales,

  • Llegar a las zonas con falta de cobertura,

  • Proporcionar Internet a las zonas que acaban de sufrir una catástrofe.

El Proyecto Loon ha entrado en funcionamiento este mes, con una prueba piloto en Canterbury y Christchurch (Australia). El funcionamiento es el siguiente: los globos, que flotan y se desplazan por la estratosfera gracias al movimiento del viento, facilitan acceso a Internet. Los usuarios pueden conectarse a través de una antena especial que se instala en las edificaciones. La señal rebota de un globo a otro, y luego, en la señal global de Internet en la Tierra.

A través de esta iniciativa, Google pretende conseguir un mundo completamente conectado y con acceso a Internet para todos los habitantes, sin importar la zona en la que se encuentran.

Una gran noticia.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>