Publicado el abr 2, 2013 en Blog

¿Quién no usa regularmente Facebook para comunicarse con los suyos, Twitter para contar lo que está haciendo, o LinkedIn para establecer nuevos contactos profesionales?

Está claro que las redes sociales están cada vez más presentes en nuestras vidas, y no paran de evolucionar, crecer y unir a millones de personas en el mundo. Este pero, no es el caso de Instagram, una aplicación y pequeña red social para compartir fotos, con la que los usuarios pueden aplicar efectos fotográficos, como marcos, colores o filtros.

Hasta hace un mes, la situación de Instagram era privilegiada. La aplicación se lanzó en el mercado en octubre de 2010, y rápidamente consiguió mucho éxito y una gran cantidad de usuarios activos. Según los datos de AppStats, el 17 de diciembre de 2012 había un total de 16,35 millones. Sí, como lo leéis, 16,35, ¡un montón! Pero, estos usuarios se han visto reducidos a 8,42 millones, a día de hoy.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>