Publicado el ene 20, 2012 en Blog

Hoy nos resulta imposible obviar uno de los temas de la actualidad más candente como es el cierre de Megavideo. Oficialmente el FBI ha procedido al cierre de todos los portales de la compañía (Megavideo, Megaupload, Megaporn y Megaerotic) con acusaciones por delitos relacionados con el crimen organizado, blanqueo de dinero y piratería masiva en todo el mundo, la cual viola múltiples obras protegidas por derechos de autor.

Pero el hecho que esta acción haya coincidido temporalmente con la aprobación de la ley SOPA en Estados Unidos ha enfurecido a millones de internautas, entre los que se encuentran también hackers informáticos, que consideran que es una agresión al libre acceso a la cultura y que han procedido a atacar digitalmente diferentes portales de compañías discográficas, sociedades de autores y departamentos del gobierno de Estados Unidos.

La organización ciberactivista Anonymous (cuyo portal también ha sido bloqueado) está realizando y coordinando el ataque más grande de su historia, colapsando y haciendo caer cantidad de estos sitios web. Pero bajo nuestro punto de vista, lo más interesante de la evolución del conflicto es que el estado de la cuestión se puede seguir en directo a través de Twitter con los hashtags #Anonymous, #Megaupload, #Sopa o el Trending Topic “World War Web”. Es curioso observar la magnitud que está ganando el conflicto a medida que pasan las horas y como cada vez más personas de todos los lugares del mundo se involucran en el ataque (de momento se calcula que más de 6.000 hackers están colaborando en esta guerra digital).

Twitter, la red social del “en cualquier parte” y “ahora”, se ha convertido, como ya ha ocurrido en otras movilizaciones, en el punto de encuentro de millones de usuarios extendidos por todo el mundo que lo usan como herramienta para coordinar sus acciones y seguir la evolución del conflicto. A la vez, también se convierte en el referente a la hora de medir el impacto y las repercusiones de la batalla digital.

En todo caso, por lo que podemos observar a estas horas en la red social, parece que las voces ciudadanas claman en contra del cierre y que sólo las compañías implicadas en la creación y gestión de contenidos junto con algunos medios o periodistas lo defienden. Así que será interesante seguir, en el transcurso de las próximas horas, el posicionamiento que van tomando otros actores que todavía no se han pronunciado. De la misma manera que tendremos que estar alerta a los tweets por si la opinión pública cambia su percepción sobre lo que se evidencia ya como una fractura social entre creadores/administradores de contenidos y sus consumidores.

 

Rosa Illa – Colillas Branding

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>