Publicado el oct 2, 2012 en Blog

Los ’70 han vuelto y… ¡pegando fuerte! La fiebre por la estética retro no sólo ha hecho que la ropa de nuestros tíos invada nuestro armario sino que también queramos tener los recuerdos en un soporte viejuno. Pasar las fotografías por el filtro desgastado y marronoso (si tiene rayaduras “accidentales” ya es algo sublime) es el método preferido por la mayoría para conseguir tele-transportarse a la época verdadera de las camisas de cuadros. Pero otros degradados, texturas y manipulaciones de las fotografías son habituales en el retoque de la imagen digital.

Aprovechando este filón unos antiguos trabajadores de Polaroid han tenido la idea de crear un laboratorio portátil (tiene el formato y aspecto de una clásica cámara de esta marca) para convertir las fotos del iPhone a un formato auténticamente analógico. Como veréis en el vídeo, la imagen se graba en el papel fotográfico a través de la exposición del retrato directamente proyectado desde la pantalla de smartphone. Así pues, es una manera increíblemente ingeniosa de garantizar que la fotografía obtenida es 100% analógica, algo que hoy día “vende” y… ¡de qué manera!

Pero aunque quizás hayáis notado un cierto tono sarcástico en las líneas anteriores, debemos reconocer que la idea romántica de recuperar la imagen analógica nos encanta. Creemos que al fin y al cabo, quizás toda esta moda, que provoca riadas de píxels para arriba y píxels para abajo, se deba a la necesidad de la gente de volver a dotar a las fotografías de un valor que perdieron con la llegada de las cámaras digitales. El cambio que supuso el paso de lo analógico a lo digital, básicamente fue el de simplificar el proceso de obtención de las fotografías; haciéndolo más práctico, fácil y barato. En pocas palabras: hoy día cualquier tonto puede sacar una buena foto utilizando el modo automático de su cámara de poco más de 100€ si es capaz de cumplir la “difícil” tarea de encuadrarla en una pantalla enorme y, encima, a coste cero. Por eso, probablemente ha empezado esta búsqueda por intentar volver a dotar a la fotografía de ese valor de exclusividad y personalidad propia que los bits le arrebataron hace unos años.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Al hacer un comentario accedo a que se instale una cookie en mi navegador.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>